Y YO SIN TRICICLO.

Ajeno a la fonética,
me hablan de partículas
para bombardear mi gañote,
de desiertos epiteliales
y colaterales daños,
siempre pasajeros,
del ataque preventivo
sobre la zona de exclusión.

Ajeno a la fonética,
dado que todo mi tiempo
es ya debido,
me nombran plazos,
pautas y normas,
mientras el pasillo se dilata,
como el de aquel hotel
en "El resplandor".

Y yo sin triciclo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816