viernes, 31 de marzo de 2017

DISPONGO.

Llegados a este punto,
decreto mañanas bellas
de luz dorada adhesiva.

Las miradas melosas,
las palabras frescas
de savia cítrica,
las caricias de tul
y color profundo.

Dispongo que los días
duren a capricho,
lo justo y necesario
que precisen los sucesos dulces
para consumarse.

Llegados a este punto,
en esta coyuntura,
vivir será amable,
lo templado,
la flor abierta
y la música limpia
oreada al sol temprano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...