miércoles, 22 de marzo de 2017

DORADA VETUSTA.

A primeras horas,
entre goteros,
Vetusta se dora
entre borrascas piadosas,
nada cruentas.

En el pasillo del degüello,
poca novedad,
altas, bajas,
degollados perennes
y habituales del quirófano,
hechos a la batalla
anual
contra lo que les mina.

Oviedo nos tiene aquí,
como en pedestal,
para que no olvidemos
la ciudad donde luchamos.

1 comentario:

  1. Ánimo, aunque no lo creas hay gente que no conoces pero que está pendiente.
    la voz puede parecer muy importante y lo es pero lo esencial es el mensaje...
    Mucha voz sin nada que decir... no creo q te gustara tener.
    Te llamas degollado cuando lo que escribes grita como nunca?
    Un saludo grande

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...