martes, 28 de marzo de 2017

ESCLAVO DEL OPTIMISMO.

Despierto descansado,
de pensamiento positivo henchido, 
sonriente el ademán concienciado, 
los avatares asumidos, 
bailo por los pasillos, 
guiño a las enfermeras, 
al enfermo le doy brillo, 
que es que todo se supera. 

Y en la mueca de buen rollo, 
se esconden sombras grises, 
diluvian frases de apoyo 
de color con mil matices 
y adelante avanzamos 
mas no todo es fanfarria, 
no nos desolamos 
pero hay segundos de falla, 
esclavos del optimismo, 
que ayuda pero agota, 
sin caer en la derrota 
ni rehén del pesimismo. 

Ni lágrimas quejumbrosas, 
ni piruetas de algarabía, 
sobreactuar no es la vía 
ni éste jardín es de rosas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...