MI MES DE ABRIL.

Abril irrumpe
en este encierro,
quizá burlón,
quizá al rescate.

Podrá Abril, quizá,
con su ímpetu floral
cerrar la encarnadura
que me retiene.

Será Abril,
hasta hace poco incierto,
quien de fe
de una nueva primavera
recién planchada.

Abril me besa
con ternura de abeja
y en una lágrima me entrega
la miel del mundo.

Mi mes de Abril
no fue robado,
casi se extravia
pero retornó de pleno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816