lunes, 29 de junio de 2009

APRENSIÓN

Qué tendré,

Doctor,

qué padeceré

que me levanto

vomitando colibríes.

Que sangra mi nariz

de estornudar

rosales.

Qué virus

incubaré,

con este sarpullido

de huevos de mariposa.

Vacunado estoy

contra el vuelo de ave,

contra la infección

de acordes de violín,

contra la marea

en acantilado

y la luna

en temblor de reflejo.

Mas no estoy bien,

Doctor,

que lo sé,

que se me nubla la vista

de arcoiris en racimo.

Que carezco de apetito,

ahíto de sabor

de violetas en melaza.

Que no duermo,

que levito

entre pétalos,

que siento fatiga

al caminar

sobre baldosas de corales.

Recéteme cordura,

sentido común,

en comprimidos

de a quinientos

miligramos de razón.

Busque el tumor

del que emanan

los delirios,

rádieme

y que no crezca

el mal de ola

que sala mis arenas.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...