lunes, 29 de junio de 2009

BIEN PODRÍA

Bien podría buscar la mesura,

funambulear por lo aceptable,

equilibrarme,

en vocación de recta.

Bien podría buscar ritmo,

constante y sin redobles,

puntual latido,

pero la espiral,

el muelle motor

de mi errática maquinaria,

tiene pliegues vencidos

y salta a capricho

engullendo segundos.

Bien podría ser cristal,

témpano impasible,

mas las ascuas

me funden

e inundo los portales

que visito.

Y lo mismo soy charco

que torrente,

calima y diluvio,

carne y metal,

seda y estopa.

Muro o ventana,

pozo o escalera.

Mas no aspiro

a prisma tallado,

que cristalizo mal

al ser un gajo perdido

de un astro errante.

No hay aleación

que me temple,

pues pierdo el filo

al primer embate,

y voy del estoque

a la estaca

y si no corto,

parto.

Bien podría la norma,

lo común,

adoptarme,

sacarme de este hospicio

de huérfanos de tierra firme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...