martes, 16 de junio de 2009

QUÉ HIZO ELLA

Qué hizo ella
para el temor,
para el temblor,
para vivir colgada
del interrogante.
Por qué la condena
impuesta sin pecado.
No vino a eso,
que vino a luz,
no a tiniebla,
que vino a risa,
no a sollozo,
que vino
porque se la trajo.
Miserable vida
la del que hereda
hieles,
desparramadas,
vertidas,
en el hogar
del absurdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

VIVIR AL CABO.

Disipadas las pirotecnias en la agonía del espumillón vuelve el frío del día común de otro año incierto. En los propósitos uno sólo, ...