martes, 18 de agosto de 2009

BEDUINO

No sé

a qué se debe

que vea las nubes

en malva.

No entiendo

por qué,

tras larga anestesia,

siento la bandada

de gorriones

que anidan

en la entraña.

Puede que esté

sanando

de la ceguera,

la sordera

y el entumecimiento.

Mal buscado,

coma inducido

en terapia paliativa.

Puede que se vea

salida a los túneles,

tras los aludes,

y emerga el valle.

O puedo mentirme,

piadosamente,

edulcorando verdades.

Mas ignoro

previsibles recaídas

y gozo de este estado,

éste despertar

en azules

visibles,

quizá posibles,

y yá habrá tiempo

para grises si,

quién quiera que pinte mi lienzo,

retorna al claroscuro.

Parece ser que vivo

y, aun siendo parecer,

oasis de espejismo,

lo vivo a trago largo

que le queda sed

a mi garganta

de beduino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...