jueves, 6 de agosto de 2009

MASCARADAS

Con vocación de carnaval,

fijada la máscara a sutura,

no hay rostro cierto

bajo el simulacro.

Sonrisas venden,

acartonadas,

lacadas de esmaltes

que dan brillo

a la guarida de la larva.

No hay gesto,

sólo estampa,

y la palabra,

orquestada

en dictada partitura,

no es sino soniquete,

estribillo de organillo.

No hay piel

tras el antifaz,

calavera explícita,

anatomía inerte,

engalanada a conveniencia.

Sigue la danza,

hierático aquelarre

de figuras en tiovivo.

 

 

 

 

1 comentario:

  1. Había conocido en mi vida gente culta y triunfadora,pero ninguno era feliz,aunque lo simularan.
    Detrás de la máscara podía adivinarse,sin mucha clarividencia,la misma angustia y el mismo padecimiento.Y es que en este mundo no existe quizá la dicha.No hay sino momentos felices.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...