martes, 11 de agosto de 2009

CUMPLIENDO



Sigo aquí
tras el cuatrienio
que siguió a la cuarentena,
sumando tiempos.
Sumando y sigo,
con deber y haber,
más de aquello
que de esto,
sobrevolado
por los ciclos lunares,
expectador y actor
de la comedia,
la tragedia
o el sainete,
más bien entremés,
pues uno sólo
es intermedio,
promedio,
mediocre ser
entre los seres
que son y están.
Y estoy,
entre dos cuatros
cuarteados,
cuadrado
y descentrado
en algún cuadrante
del mapa vital.
Joven,
maduro,
viejo,
depende el día
o la hora concreta,
el clima y las mareas,
y la edad de la pupila
que me observe.
Edad relativa
mas matemática,
tiempo mensurable
de intensidad intangible.

1 comentario:

  1. Como se nota que eres hombre,las mujeres nos callamos la edad jaja.
    PD.Soy dorine.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...