jueves, 27 de agosto de 2009

HABRÍA

Habría que romper los muros,
a golpe de luna creciente,
de las celdas a medida.
Soltar las aves retenidas
y que el viento azul
barra el polvo anticuario
que atora el engranaje.
Habría que nacer
con título
para gestionar la vida.
Crecer a pasos cortos,
caminando estancias
ordenadas,
y morir a tiempo
devolviendo el equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...