lunes, 10 de agosto de 2009

Laberintos


Hay laberintos
de espejos
en la pupila
del mar.
Laberintos arcanos
de extravío cierto.
Laberintos de coral,
de nácar milenario,
lacado a canto
de sirena de odisea,
de llamada a la sima.
Huye,
navegante,
de la mieles
de tempestades
prometidas.
Asegura el timón,
siempre necio,
amotinado,
y recobra el rumbo
y navega sin naufragio.

1 comentario:

  1. En la mente de cada persona existe un laberinto y en cada laberinto una puerta que nos lleva hacia las cosas mas deseaadas.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...