lunes, 17 de agosto de 2009

A SALVO, O NO.

Y uno se cree

a salvo de escalofrío,

mas la vida,

agazapada

tras las columnas

de lo edificado,

te tiende emboscadas

con frescos susurros

que erizan pieles,

aparentemente curtidas.

Y uno se cree

inmune a las pandemias,

y un día,

el virus incubado,

desata fiebres

y sudores retenidos,

y surge la aprensión,

la duda

y el delirio.

Y el vacío,

el hueco de entraña

que demanda relleno,

arrastra la mente,

en remolino turbulento,

a las profundidades

atestadas de corales,

y dónde los peces

orbitan tu cuerpo

que se torna planeta.

Mas todo es sueño,

que dijo el reo,

todo es eso,

hipnótico afán,

impresión latente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LOS PÁJAROS.

Es tiempo de cuervos  con las alas bastardas sembrando el graznido  desde las atalayas.  Cuervos en negro  y en amarillo, cuervos.  De estan...