miércoles, 5 de agosto de 2009

SED DE SOL

Hay soles

que alivian la garganta,

reseca de lluvias

y nieblas áridas,

y dan frescor de rayo

tibio en infusión.

Bronce pálido

para el labio

que busca el cáliz,

el grial de la luz

de un sur

que habita

en memoria,

en arcón genético,

baúl de raíz nudosa.

Hay soles indigentes,

siempre moribundos,

que se justifican

disolviendo penumbras,

luz tímida

tras visillo espeso.

1 comentario:

  1. ¿Donde están esos soles?Necesito de uno para poder brillar,poder reir y volver a ser feliz

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...