lunes, 22 de marzo de 2010

MENSAJE EMBOTELLADO

No me inmutan
tus danzas,
tus risas desencajadas
ni tu séquito uniformado
de aduladores de saldo.
No me inmuta
la carcajada,
la estridente y sonora
o la escrita en pantalla,
con impostura y falsete.
No duelen
tus alfileres,
punta roma para mis cueros,
mas da pena
el patético circo,
tu empeño en el estrambote.

1 comentario:

  1. Me gusta como me suelen gustar todas tus rimas. Gracias por ello
    Maribel Torres

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...