viernes, 11 de mayo de 2007

LIBERTAD A PISTÓN

Mi montura de acero,
pesada y mecánica cabalgadura,
devora asfalto agradecida,
bramando en el galope,
meciendo mi cuerpo en cada curva.
Sujeto en el viento,
bajo yelmo ligero recorro
sin destino caminos,
acorazado en cuero herido
de algún mal lance con carruajes,
mas formales y fieros,
o de algún malentendido
entre artefacto y carretera.
Humildes aventuras
para tiempos poco honrosos,
libertad de cuatro cilindros,
buscando rutas,
nunca metas.
 
A Susana, tras su pequeño percance.

2 comentarios:

  1. Empecé a leerlo y con el título me imaginé que quizá nos hablaría de su pasión (compartida), pero pronto me recordó vivencias propias, luego llegué al final y ya no pude evitar una sonrisa.

    No tengo palabras.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es final: buscando rutas,
    nunca metas.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...