viernes, 13 de julio de 2007

BITÁCORA

Recalé en los puertos

mas inhóspitos que hubiera,

expuesto a la intemperie,

a las galernas del existir.

Navegué zozobrando

en reglamentos y morales

y estático permanecí

en la calma chicha del hastío.

Abordé otras naves,

con el ansia del corsario,

saqueando sus bodegas,

sus motines de vivencia,

y abandonándolas al pairo.

Y otras goletas me abordaron,

provocando mil naufragios

hacia mil islas desiertas

que me acogieron como estaba,

reparando el cabotaje,

listo para otra botadura.

Y aquí estoy,

dudando en este puente,

con bitácora incierta

y brújula de imprevisible rumbo,

mástiles quebradizos

y regusto de salitre,

voluble timón

sumiso de las corrientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...