viernes, 4 de octubre de 2013

DIAFRAGMA INVERSO

Cuando las palabras se lanzan
viniendo desde lo atávico,
de la víscera cruda
sin tamiz de razón,
laceran la inteligencia.
Se vomitan credos,
recelos ancestrales
y se sentencia a fe pura.
Nada hacemos cerrando
los diafragmas de la mente,
el desenfoque se agudiza.
En los borrosos colores
del instinto
no hay detalle,
se invocan los fantasmas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...