miércoles, 9 de octubre de 2013

Doy mi palabra

Porque ecos llegan
que demandan palabra,
palabra entrego,
recién parida y sin lavar.
Pues lo que tengo es,
palabra a presión
y desvarío a granel.
Palabra en comprimidos
sin receta,
descabellada palabra
que bombeo por la venas.
Mas silencios tengo
que no oferto
y atesoro.
Y así derramo palabra
que riega mis barbechos,
palabra cereal
de duro grano.
Si esta lluvia llena
vacíos de algún vaso,
doy por buena la demencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...