miércoles, 9 de octubre de 2013

Doy mi palabra

Porque ecos llegan
que demandan palabra,
palabra entrego,
recién parida y sin lavar.
Pues lo que tengo es,
palabra a presión
y desvarío a granel.
Palabra en comprimidos
sin receta,
descabellada palabra
que bombeo por la venas.
Mas silencios tengo
que no oferto
y atesoro.
Y así derramo palabra
que riega mis barbechos,
palabra cereal
de duro grano.
Si esta lluvia llena
vacíos de algún vaso,
doy por buena la demencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...