miércoles, 16 de octubre de 2013

Momentos sustraídos.

Hurtándome los momentos
que me debes,
los que perdí en forjarte,
no ganarás más alas
pues alada te pretendí
en la idea
y mi mano guarda
vientos nobles
para tu vuelo.
Esquivar raíz,
la savia que te verdea,
no te hace menos brote mío.
Piensa si ganas algo
perdiendo esencia.
Que el puerto tiene
cobijo para tu frágil vela
y tormentas habrá,
no lo dudes,
que lo requieran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...