lunes, 28 de octubre de 2013

REGUSTO

El regusto que deja
la palabra de cizalla
en el paladar herido
deja tatuaje de amargura, 
polillas de tinta china. 
Interrogantes ensartados
en las sienes gélidas, 
qué hacer ante el hongo 
del vinagre en copa labrada. 
No hay amor 
en la cuchillada sorda
que hurga en los vacíos.
Razón de hielo, 
de alfileres desbocados, 
es la causa injusta
de este proceso dentado
que aborta los engranajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...