miércoles, 10 de diciembre de 2014

DE NUEVO.

Hay querencia al desvarío
y a veces retorno al cieno,
pues mal tendré recogida,
o acogimiento,
que soy yo el problema
y con él acarrearé como procede.
Estacionar en nubes estables,
amables cumulonimbos,
poco sirvió para el desastre.
Aquí estoy de nuevo,
hatillo en mano,
o sin hatillo siquiera,
buscando recomenzar andanza.
Mejor así,
nuevo camino incierto,
sin arrastrar satélites
en mis cósmicas caídas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...