miércoles, 10 de diciembre de 2014

DE NUEVO.

Hay querencia al desvarío
y a veces retorno al cieno,
pues mal tendré recogida,
o acogimiento,
que soy yo el problema
y con él acarrearé como procede.
Estacionar en nubes estables,
amables cumulonimbos,
poco sirvió para el desastre.
Aquí estoy de nuevo,
hatillo en mano,
o sin hatillo siquiera,
buscando recomenzar andanza.
Mejor así,
nuevo camino incierto,
sin arrastrar satélites
en mis cósmicas caídas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

COMO DEL BESO.

Como del aliento alimento. Como de la piel la miel. Como del labio el agravio que enferma la existencia cuando te niega la esencia ...