martes, 11 de noviembre de 2014

TENER ALIVIO

Despierto una mañana
y ya extravié mi sombra,
me asomo a la ventana
y la ciudad me nombra,
creo que me hace falta
revisarme la horma,
la horma del zapato,
la horma de mi forma,
de mi runrún de gato,
mi huída de paloma.
Poder nadar
entre los rayos del sol,
del sol dormido.
Atesorar
las luces en colección
en un suspiro.
Soltar la rabia
que me inocularon,
y tener alivio,
tener alivio.
Siempre viví en la fuga
de cárceles cercanas,
perdí las escrituras
de ayer para mañana,
convivo con la duda
que me pintó las canas.
Las canas de mi cima
de mi cima pelada,
de tanto buscar rima,
de tanto encontrar nada,
Me voy a hacer
una camisa de sal,
de sal marina
y disfrazarme
de ola sin culminar
de espuma fina.
Soltar la rabia,
que me inocularon
y tener alivio,
tener alivio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...