Asesino.

Asumo que matar,
si poder, pudiera,
matar, mataría.
Mal está,
no lo discuto,
pues reprochable es,
en avanzada sociedad,
volver al uso de la manada.
Más, mirad a ver,
qué cosas normalizamos
y si matar un poco
no es más leve
que la masacre estipulada.
Pido poco,
poca muerte y selectiva,
y me reprobáis vosotros,
los que aplaudís sangrías.
Dejádme pues,
matar muy leve,
mucho menos que un dron
o un dios inventado,
sólo lo justo,
no sé,
sin ruido.
Que si yo mato
no habrá bandera,
ni templo,
ni libro sagrado,
sólo matar,
honestamente,
políticamente correcto,
pues no seré yo
quien publicite condición
de la víctima propicia.
Venga,
no seáis así,
dejadme hacer lo habitual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816