domingo, 5 de julio de 2015

En precario.

Podría morir ahora,
sin inmutarme,
como todos,
al fin y al cabo.
Podría llegar el incidente
no buscado,
o quizá sí,
pero no es hora
de reproche.
Podría cesar
en este empleo,
ser despedido,
que los azares
y los avatares
me rescindieran contrato
que quizá no cumplí.
O sí,
yo que sé.
Siempre estamos
en precario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...