viernes, 17 de julio de 2015

VERANO.

Amarcord.


Tiene el verano un rostro, 
un aroma, 
un estribillo, 
que puede matarte 
de sal vieja, 
adherida de antaño 
a tus pulmones de otoño. 
Tiene sombras el verano, 
a lenta cocción, 
confitadas, 
que te ocultan los pasados 
jadeos húmedos 
de arena impregnada. 
Y la promiscua espuma, 
orgásmica entre las conchas, 
escribe versos sucios 
sobre tu piel desmemoriada. 
Verano intransigente 
con los anhelos abortados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...