Dejadme que yo prefiera....


Maldito y endemoniado, 
adicto a las hogueras, 
el de un cristo cocinado, 
rondando por las aceras 
a Mariettas desatentas, 
como un gilipollas, madre, 
como un gilipollas, a tientas, 
sin más perro que te ladre, 
te fuiste sin corifeos, 
dejándonos la desgana 
del genio del cachondeo, 
el verso de palangana. 
No sabiendo tus escalas, 
por lo tanto eres muy dueño 
de salirte de esta sala 
con el gesto algo risueño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816