Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

DEJADME EN PAZ

Emerjo, cautivo del lago en que me ahogaba y busco aires topando incendios. Y el fuego cura pero abrasa y el ascuapare toxinas que devuelven los ahogos. Imantado ando, atrayendo metales de absurdo drama. Huiré a la cumbre. No me busquéis que nada ansío, sólo soledades propias que tanto hieren como cauterizan. No me améis, que no merezco ni amor ni condena amable. Despreciadme si gustáis. Justo es, y necesario, para la salud propia y ajena. Que el desprecio es vacuna para a la alergia a las pieles, las que se me dan en sobredosis.  Dejadme ser sin estaral lado. Solo, firmando armisticio conmigo, enemigo de única guerra declarada.

ES TU BOCA

Es tu boca la canción que suena en mis noches huecas  de sueño anónimo, pues guarda tu boca estrellas para el camino oculto de este pobre peregrino,  perdido entre lloviznas.Es tu boca agua, manantial que lava con las ternuras vivas los negros ecos que me vigilan. Es tu boca el día, la fecha exacta en la que nazco niño, siendo tu bocalecho, dónde reposo tras las batallas urgentes, que tu boca es casa, cobijo encendido para el indigente de lunas llenas.

TRISTE

Por qué vendrá

el gris en nube

a asediar el hueco

de mi casa sorda.

Por qué me ahorco

con soga de interrogante

mirando losas

de pavimento de papel.

Enfoco, ciego,

palabras ajadas

que martillean ufanas

la pared torcida

de la sien que late.

Qué hacer,

aún me digo,

con este billete de ida

a no se sabe cuándo.

Y bien es cierto

que no procede

el enroque

en el yo mismo.

Que es dañino

el monólogo lánguido,

el que no lleva

más que a los arcenes.

Que siempre hay labios

con vocación de beso

y alma de sonrisa

en todos los aledaños.

Pero es obstinado

el necio nubarrón

que tiñe las camisas

yá impacientes

por la plancha.

Ay, triste,

columbario estúpido

de ceniza vieja.

GÉNEROS

Que es la mujer de luna, no de tierra para la pisada ni aparcelable terreno para el cultivo sucio. Que no es escriturable, ni hay derecho para la siega, ni para marchitar flores a nocivo aliento en grito. Que es la mujer planeta, órbita saludable, sin dioses machos que la conjuren en eclipse necio. La mano del hombre es caricia intensa, fuerte y débil, nunca hecha para el golpe contra lo que nunca es propio.

CARRERA

Otro exámen suspenso,
no presentado
pues la evaluación contínua
agota y disuelve las ansias.
Demasiado tribunal,
poca intención,
vigilancia a distancia
desde atalayas de humo.
Siempre habrá
mejor candidato,
con puesto ganado,
para un diploma vano,
impreso entre temores,
entre diretes.
Sigo carrera
sin homologar,
sin esperar virretes
ni beneplácitos oficiales
de claustros de infamia.
Y aquí estoy,
errático de asignaturas,
bohemio,
incorrecto,
buscando saber
en los pliegues de los rayos
de los soles claros,
entre espigas de luz cierta.
Sin místicas
ni afectaciones
de juzgadores de aire. 
Siento la decepción
que regalo a mansalva
y el daño anexo
a los objetivos.
Pero hay caminos
claros
en latitudes nuevas.




Ya están recolectadas
todas las lunas,
hubo cosecha
pero el satélite
es perecedero,
no admite congelación.
Lobos
de huérfano aullido
vagan perdidos
entre tinieblas crudas.
Los mares,
abortadas las mareas,
bracean olas tristes
de brisa pobre.

NO ME VEAS

No me veas,
que estoy
emboscado,
tras un roble viejo,
por mil rayos arrasado.
Que asaltaré los templos
si ha lugar la batalla,
mas ahora
espero,
ermitaño y furtivo,
a salir de las hieles
entre las que nado.
Soy la luz
entre persianas,
la brisa entre visillos
mas huyo,
que aire reclamo
y no puede mi asma
con apneas soportadas.
No me veas
que estoy agazapado
en cornisas de tiempos,
listo para el salto,
a un aposento libre
o al vacío empedrado.

GUERRA

Acorralado de duda
me revuelvo,
hiero
y duelo,
en esta batalla fría
de vivir rodeado
de quereres
y odiares,
que no es lo mismo
mas se acerca.
Apuñalo
como acaricio,
a mandoble seco,
duro y tierno.
Y hasta el silencio
explota,
amputando cuerpos,
a mi paso callado.
El enemigo
se rinde a veces,
al econtrarnos
en los espejos.
Cruenta es
esta guerra fiera
de furor helado.
No se,
estoy sitiado.

NO ME DIGA

No me diga,
hoy,
desde su almohada ocupada,
que soy yo el que desama.
No me diga,
usted,
mi señora de otro,
que debo estar
no se donde,
no se cuando,
que no,
que no me diga,
desde su torre blanca
de raso blanco conyugal
que yo no siento,
que no,
que el pozo me lastra
y me llama
mientras me miran,
desde la boca ancha,
ojos negros perdidos,
azules ojos furtivos
y otros ojos incrédulos
esperando el impacto
de mi cuerpo náufrago.
Y no hay sábana
para el rescate,
sólo sábana usada
por cuerpo ajeno.
No me diga,
no me quiera,
no me mienta
y déjeme caer,
rebotar,
que yo me salvo,
sólo,
sin manos
de olor prestado.

JUBILEO

Camino,
ando perdido
mas ando,
y me saludan
los árboles viejos
guardianes de las cunetas.
Y sólo veo nieblas,
cortinajes densos
difuminando arcenes,
pero no quiero fuentes,
manantiales señalados
sin potabilizar.
Que quiero mi senda,
egoista vereda,
ajena a malezas de espino.
Y camino,
recto o no,
mas busco destinos,
parada y fonda
de renta estable.
Y la mochila lleno,
con lo que encuentro
y lo que extravío.
Y es carga de peregrino
lo vivido y lo perdido,
pesado equipaje
es amar y desamar.

BARCOS DE HERRUMBRE

Por la avenida ancha
de las vidas rotas
caben barcos de acero
herrumbrando las aceras.
Navegan hormigones calmos,
rompiendo olas de baldosa
y de las junturas
saltan peces de hielo
de las almas escarchadas.
Ajeno a las bocinas
nado en seco,
que no me moja
el reproche extemporáneo,
que no tengo bandera
ni patrón
y pesco siempre
en aguas turbias.
Y cómo cansan
las derivas
por las calles en canal.

ARMAS CELULARES

Andanadas de espinaspor telefonía móvilatacan mis almenas,mas no estoyfortificado.Y sangra el oídorencillas viejaspues da igual el pretexto,el argumento clásicodel drama ensayado.No es así,paseando precipicios,como se avanzaen los meses pasados.Menos aún en compañía,custodiando porcelanas,entre los torpes dedosque insisten en el réquiem, en lugar de la sonata precisa.Ódieseme sin ambages,publíqueseme en los edictos,pero no cargará mi espaldacon los derribos buscados,negados e insistidos.Cúlpeseme,si se quiere,de todo crimen,mas no acataré condenapor los suicidios lentos.

REINCIDENCIAS

Las vivencias rebotan,
retornan,
insisten,
reasisten
a la vida nueva
sin resignarse
a los cambios
no retroactivos.
Y quiere uno
otras visiones,
otras palabras,
otros tonos
no sabidos,
mas vuelven
las melodías
lánguidas,
pastosas,
oscuras
y obstinadas
en repetir
canciones.
Y uno no puede
normalizar,
insistir en lo razonable,
a pesar de,
a costa de,
y escapa
de lo que yá huyó.
Y los lugares,
los comunes,
son refugios perversos
y las gentes,
las comunes,
las habidas,
las tenidas,
son armas cargadas
con posta de odio
no legitimado.
Y lo peor,
el rehén,
el inocente testigo
de los crímenes
pasados,
cargado de interrogantes
y de expectativas huecas.

RELOJ DE ARENA

Cómo crecen las arenas en el reloj del pecho. Y cuanto más llueve tras los lamidos cristales, más polvo seco comienzo a aspirar. En las noches, a veces, entro por la gatera para no despertar a los fantasmas necios de mi cuarto. En las mañanas, preso de sábanas y dunas,  peleo para la huída, y me enveneno de café y tabaco, para vivir el díaun poco más muerto.

MI ESENCIA

Tenía que ser hoy
que tú,
mi vida,
la vida mía,
el día en que,
desde el seco teléfono,
me regales,
me dediques
dos sobresalientes,
en primero
de primaria,
el más primero
de todos los primeros
que tendrás que superar.
Tenía que ser hoy
cuando,
en exclusiva,
con infantil ronquera
de fiebres pasadas,
me des la noticia
de un éxito
en estos días
de fracasos míos.
Tenía que ser hoy,
que no te abrazo,
por circunstancias raras
que no te explico,
cuando dices que no,
que no hace falta premio,
que yá te premiaron,
que no tengo por qué,
que como quiera,
como si querer costara.
Tenía que ser hoy
cuando tu voz,
trino de gorrión,
me exprimiera el alma.
Tú,
mi amor,
mi esencia,
mi carne y
mi mayor ausencia.

¡JODER! CON LA GENTE

¡Joder! con la gente.  Con la gente que dice,  con la gente que hace,  con la gente que miente, con la gente que siente, que goza y que duele. Con la gente que suele,  ¡joder! con la gente,  tropezar con la gente  y mirar por encima, de lado y de frente, y esputar las palabras, remover las entrañas, ocupar el espaciocual si fuera un palacio. ¡Joder! con la gente,la que tienes al lado, los que se han alejado, los que saltan del puente. ¡Joder con la gente!, los que nunca callan, que casi no hablan, que saben de todo, que reparten lodo con gesto imponente.

VUELOS CANCELADOS

Tanto decir,
tanto decir
y no hacer,
ni deshacer.
Extinguir,
ascuas que expelen
humo de palabras
de muchos ecos
sabidos,
cenizas
de los incendios
esporádicos.
Así es,
estático,
congelado
en tiempos
esculpidos
en bellos mármoles,
museo,
visita guiada
con entrada falsa.
Se recrudece
el otoño
del almanaque
que se desangra
de página diaria.
Y no hay,
o no parece,
que haya recambio
para las estaciones
usadas,
cumplidas,
caducadas.
Mirar las pantallas,
esperar cambios
en teletexto.
Salidas,
sin llegada.
Todo cancelado.

AVISPAS

Avisperos
en racimo,
hendidos en el pecho.
No,
no es llevadero,
quizá asumible
como se asume la caída
al escape del escalón.
Creyendo
que no era yá
tiempo de insectos,
mas,
al menos,
la mariposa alegra
algunas horas robadas
al reloj de hielo.

MÁS NO

Escapar de penas
yá cumplidas
no es de recibo.
Y es que el pasado,
el terrible,
suele ser necio
y retroactivo.
Otra vez ver
la densidad,
la espesura áspera,
los dedos torpes
entre los que
aún se cobija
sangre mía,
mi única sangre.
Otra vez la huída,
el escondrijo,
tras firmar sentencias
de las que no soy reo,
no.
Colgadme todos
los sambenitos,
escupidme por las calles,
si os place,
mas no,
más no,
y menos,
aún menos,
no os colguéis
de la idea
de que mi carne
no es mía,
que mía es
y la defiendo.
No dudéis que lo haré,
me queda dentadura
de mordida larga,
para el desgarro preciso.

QUE LE DEN

Anda y que le den lluvias
a las rosas espinadas
color sangre,
torturadoras
del jardinero,
y que encuentren soles
más allá de los horizontes
borrados
por las nieblas
y las calimas
de los desiertos arados.
Anda y que le den viento
a las amapolas
de lánguido pétalo
que se derrama
a llanto,
arraigadas al terrón
mas sedientas
de rocíos nuevos.
Anda y que me den mares,
a mí,
alma de chumbera,
y que las olas cubran
los pinchos injertados,
salándome las cicatrices.

CUESTIÓN DE TIEMPO

Todo lleva su tiempo,
su tiempo lleva,
tu tiempo,
mi tiempo
y los días,
y las noches
y las tardes lluviosas
tiempo llevan,
inestable tiempo,
dudoso tiempo
de ritmo voluble.
Hay que dar tiempo,
¿a quién?,
al tiempo,
que el tiempo manda,
que es ley,
física,
subjetiva,
pero ley de vida.
Tiempo,
todo tiene su tiempo,
su tempo,
y lo triste es adagio,
lento y lluvioso,
y el allegro,
molto vivace,
es segundo fugaz.
Paciencia,
esperanza,
espera,
que tocará,
que habrá llamada
 o,
a las malas,
siempre muerte.
Que la muerte
su tiempo lleva.