martes, 24 de septiembre de 2013

Barro viejo

No se inmutan
las aves diarias
cuando paso por el aire
de los días muertos.
Transparencia
me invade
y si leve me pretendo
acabo manchado
de palabras en arista.
Puedo obviarme
hasta casi no ser
pero no tanto.
No tanto se puede
exprimir el vacío.
No tanto,
no procede
la danza huidiza
a compás marcado
por tiranías verdes,
de ácida presencia.
Porto demasiados momentos
en el hatillo raído
como para encogerme ahora.
Tarde soy para modelado.
Barro viejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...