sábado, 21 de septiembre de 2013

Gastronomía

A veces, las más,
más que recomendable
es embriagarse
de licores de entre muslos.
Dieta de piel al roce
con salsa de sudor leve.
Saliva ajena
en emulsión
con brotes de carne
en tempura de sábana.
Morir en la invasión,
sangrar las savias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...