domingo, 29 de septiembre de 2013

Historia de escalera

En la calle habita
toda hambre de cuchillo,
sed de harinas
que rebozan alcaloides.
Y en la vecina casa
reina el llanto sordo
del hematoma entre sábanas.
Niños náufragos
de hogares a la deriva,
expuestos a la baba ácida
del más cercano ogro.
Guerras cruentas
de encimeras grasientas,
tierra de nadie,
patria del silencio,
la escalera muda
que todo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...