domingo, 8 de septiembre de 2013

Domingo impío

El silbido del suicida
pinta flores negras
sobre la roja tarde.
Roban respuestas
a un anciano ciego
a punta de la navaja
que ignora.
La sirena anuncia
dramas supuestos
mientras se entibia
la cerveza
celosa del teléfono móvil.
Es domingo
sin santificar.
El sofá sufre
de abuso de abulia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...