domingo, 8 de septiembre de 2013

Flashback

Cuando los andenes eran grises
y el tren odiado
como ladrón de afectos.
La bicicleta corcel,
leal confesor
en las huídas.
El amor era nube
de azúcares inocuos
y la charca océano
o río africano
donde reina el mono blanco. 
Cazar tigres
al vuelo
como el malayo corsario
o aplastar mezquinos liliputienses
tornado en Gülliver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...