DIARIO DE A BORDE VIII

En espera, 
del aire faltante 
que el pecho reclama, 
de la obra en derribo 
que extermine la araña 
que apresó mi voz 
en su maraña homicida. 
Espera del cráter 
y el silencio, 
de la vida que reste 
o que sume en el balance.
En espera en dentista 
para al menos tener sonrisa 
con que conjurar los avatares. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816