domingo, 12 de febrero de 2017

Tengo que hacer.

Tengo que hacer,
que hacer tengo,
mucho,
poco,
o nada más.
o no.

Y sí,
él miedo está,
aunque no debiera
porque absurdo es
temer lo prorrogable.

Mas el miedo no nubla,
fuerza me dio siempre
para el avance.

Tengo que hacer,
quizá dormir un rato,
mañana te cuento,
a ti,
que ahí estás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...