domingo, 5 de febrero de 2017

DOMINGO TEMPORAL.

Canciones de flores abiertas,
aves perdidas en el viento
de un domingo temporal.

Palabras de algodón amigo
y piel cercana en lo que surge.

Relojes olvidados
como caracoles en la hoja
de una planta verde mar.

Barajas marcadas
sobrevolando la tarde.

Rostros,
infinidad de rostros
y alguna mano.

Tregua de agua
lloviznada,
luz de aliento
y camino por hacer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ESTA PATRIA.

Esta patria de lo mío,  en la que las banderas no ondean  ni suenan himnos en fanfarria,  a veces duele de gente náufraga,  de gente mediter...