lunes, 15 de mayo de 2017

A LOLA K. KANTOS, AHORA PRECISAMENTE.

Lola tiene las calles
a blanco y negro luminoso.

Lola tiene las gentes,
sentidas a cada foto,
dejando las lágrimas obturadas
en un diafragma certero.

Lola besa con la mirada tierna
lo que atesora en cada foto
y canta con su sonrisa abierta
amor de vida,
vida amada a bocajarro.

Lola duele,
y teme,
pues el mal ataca,
siempre a deshora,
a quien vive amando,
a quien vive amada,
a quien ama vida,
cazadora de latidos de luz.

La fortaleza en la corteza
de generosa encina
apartará la sombra
de tu dehesa de agua de luz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...