lunes, 15 de mayo de 2017

NOCHE AZULONA.

Esta noche azulona,
melosa de niebla vetusta,
casi londinense,
traerá otro día de tentativa.

Esta noche de humedad remota
esponja el ansia
con expectativas.

Esta noche de violonchelo antiguo,
de quejido sereno,
curativo llanto de madera arcana,
rescataré del sueño la calle,
hurtaré los trinos y el aire
de entre las hojas del magnolio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...