sábado, 13 de mayo de 2017

CUAL MANZANA

Despierto de voz privado,
dejé palabra en el sueño,
mi verbo no tiene dueño,
mi verso no es recitado,
se fracasó en el empeño.
Despierto y mudo me asumo,
ni lloro ni me consumo,
que el sollozar quita vida
y yo gané una partida
con naipes que eran de humo.

Margaritas deshojadas
gustosas me hacen de alfombra,
se cobijan con mi sombra
de arena desangelada
que la verdad desescombra.
Un cuadro cada mañana,
en la perenne ventana,
escena igual, luz distinta,
este Oviedo se me pinta
y se me da cual manzana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ESTA PATRIA.

Esta patria de lo mío,  en la que las banderas no ondean  ni suenan himnos en fanfarria,  a veces duele de gente náufraga,  de gente mediter...