martes, 12 de mayo de 2009

ANTONIO

Cogido al lado oscuro
para darnos luz.
Inyectado de muerte,
recetándonos belleza,
marchó Antonio
envenenado,
cerrando el cuaderno,
al sitio de su recreo.
Tristes andan
chicas de ayer,
de todos los días,
huérfanas del candor
de heroína mutada
en miel cantada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...