jueves, 7 de mayo de 2009

VOLUTAS

Cómo aceptar la recta
si habitamos en esfera,
noria,
engranaje de reloj,
repitiendo el ciclo.
Cómo salir del hábito,
cómo no regresar
a los inicios,
al planteamiento,
mismo nudo
y fatal desenlace,
si nacemos en el giro.
Nos devora la inercia
circular
o elíptica,
mas ideamos
falsas trayectorias
que nos saquen del tiovivo.
Creemos llegar a la luz
cuando ya estamos volviendo.
Vanos son los pasos,
los raíles,
ficticiamente paralelos.
Nos ahogamos
entre cúpulas,
concéntricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...