REPLAY

Es que no sé
si ando gastado,
devastado a lija
periódica,
erosionado de arenas
nocturnas,
abrasivas,
o acabaré modelado,
insensiblemente arcilloso
para ser expuesto
al esputo.
Y es que luego amanece,
llega el día
y se renombra,
con la pretensión
de borrar registros
de tinta aun fresca,
propensa a la mancha.
No puedo,
no debo acatar el sino,
no es de ley normalizarlo
y se pueden disolver
ciertos tatuajes carcelarios
y aflorar piel nueva.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816