miércoles, 27 de mayo de 2009

SI LA VIDA

Y no sé si la vida
no es más que agonía,
cuando todo fatiga
y el sentir es dolor.
Se desatura el color,
conforme avanza el temor,
se va del óleo al grabado
del paisaje al trastornado
goyesco disparate o capricho
que nos tortura hasta el nicho.
Mas nos aclara la mente
y miramos a la gente
como a la triste especie
que hace que el mal arrecie
en el enfermo planeta
que gobiernan proxenetas,
que nos han emputecido,
y lo hemos merecido
por ser carne de cañón.
Mas no estoy en posición
de, a nadie, dar consejo,
que es abrupto mi entrecejo
y de alisarse no da señas,
por los errores se despeña
todo atisbo de ilusión.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...