martes, 26 de mayo de 2009

PUNTUACIÓN

Se llegó al punto
y éste no,
no es suspensivo.
Está solo,
bien entintado,
contundente
en su diámetro,
eficaz,
destronando comas,
aboliendo paréntesis,
sin opción
al eufemismo,
a interpretaciones,
literal,
rotundo
y doliente
de herida.
Tras él
sólo cabe firma,
sello sonoro,
seco,
de ecos gastados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...