martes, 26 de mayo de 2009

PUNTUACIÓN

Se llegó al punto
y éste no,
no es suspensivo.
Está solo,
bien entintado,
contundente
en su diámetro,
eficaz,
destronando comas,
aboliendo paréntesis,
sin opción
al eufemismo,
a interpretaciones,
literal,
rotundo
y doliente
de herida.
Tras él
sólo cabe firma,
sello sonoro,
seco,
de ecos gastados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...