LO VI

Vi manos cantando
arias
de mariposa abandonada.
Tras el do,
la sordera de mis ojos,
crónica,
de lágrima calcificada,
fue el castigo
de mi pecado de gula,
del hambre de belleza.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816