jueves, 21 de mayo de 2009

YA ESTÁ BIEN

El ahogo
incrustado
entre costillas,
empujando desde dentro,
forzando el estallido.
Temblores infantiles
de aprendidos miedos
asumidos como norma,
la lógica del esperpento.
Ya está bien
que bien no está
lo que ya está
de más.
Y no se ven
luces cerca,
que todo es
fuego fatuo,
falso color
relamido,
espectral ruido
predecible.
Ya está bien
de lo que bien no está,
basta ya
de devastarse,
de arrasar cuanto se topa,
de topetar,
que el tope está
más que rebosado,
inundando pupilas
de agotada mirada
de niña perdida
entre zarzales
ajenos.
Que no nació
para la espina,
que nació
para el pétalo
y el néctar.
Ácido el aire,
insalubre
de aliento emponzoñado
a ventana cerrada.
Fuera,
al aire tendida
espera soles,
una sábana empapada
en mercurio.
Ya está bien
de lo que bien no está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...